in

Argentinos crearon una máquina que enfría bebidas al toque

El dispositivo permite que una lata de cerveza que entra a una temperatura ambiente de 25 grados pase a 3 grados en menos de un minuto.

Como un microondas, pero que enfría. Esa es la idea básica de la creación que desarrollaron cinco emprendedores argentinos. Por lo general, calentar comida o bebida de forma rápida no representa un problema. Pero, cuando sucede al revés, y lo que se busca es enfriar, siempre implica más tiempo, y paciencia. En eso pensaron Marcos Condomí Alcorta, Nicolas Kolliker Frers y Santiago Schmidt, estudiantes de Administración de Empresas en la Universidad del CEMA, cuando les asignaron la tarea de pensar un producto innovador y su correspondiente programa de negocios.

En base a su propia experiencia, y la cantidad de veces que, reunidos con amigos, tomaron bebidas más calientes de lo que les hubiera gustado, comenzaron a pensar en la necesidad de enfriar los productos rápidamente. Así surgió Chill it, y un prototipo innovador que puede cambiar la vida de muchos ansiosos.

Según expusieron los jóvenes, el trabajocomenzó»con un modelo matemático» y llegaron a lo que llamaron un «algoritmo mágico»: la máquina tiene incorporada una red neuronal que entiende, en función de la característica de la bebida que se ingresa, cuál es el mejor proceso para enfriarlo en el menor tiempo posible».

Permite elegir la temperatura final deseada y también puede detectar, mediante un lector de código de barra, la marca de la bebida. Gracias a esta inteligencia artificial, una lata de cerveza que entra a la máquina a una temperatura ambiente de 25°C, por ejemplo, sale en 30 segundos a 3°C. ¿Increíble no?

What do you think?

0 points
Upvote Downvote

Written by Diego Luna

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

Comentarios

0 comments

Ya tiene fecha el Apocalipsis: quedan 100 segundos para el fin del mundo

Descubrieron a un hombre durmiendo en pleno show en el Super Bowl ¿La siesta más cara del mundo?